miércoles, 16 de septiembre de 2009

Septiembre, un mes con una melancolía especial


Ante todo, quiero agradecer los comentarios que seguís dejando en mi blog. En especial el de Lidia y Penny, dos personas encantadoras a las que tengo un cariño muy especial.

Siento tener abandonado el blog, pero la falta de tiempo y ganas me ha apartado un tiempo de aquí.
Septiembre es un buen mes para volver a darle vida, ¿no os parece?
Un mes de vuelta al trabajo, a los estudios, llenos de buenos propósitos y de un encanto especial. Los árboles empiezan a tornarse marrones, la temperatura se torna más suave, aparecen las primeras lluvias otoñales... y torrenciales en algunos casos.

También es el mes de la vuelta al colegio para los niños. Me resulta bastante duro sufrir esa vuelta con mis nenes. Martín ya tiene 4 añitos pero la vuelta al cole aún es un cambio fuerte para él. Este año además le han cambiado de profesora y el pobre aún no se ha adaptado a la nueva y echa de menos a su Chus.
Matías acaba de cumplir 11 mesecitos y ya empieza su adaptación a la guardería. Es tan independiente que creí que la adaptación le resultaría fácil. Pero mi dulce bebé nos echa de menos y de momento me lo encuentro llorando mirando con tristeza la puerta por la que me he ido dos horitas antes o dormido agotado de lágrimas...

Pero bueno, no quiero que esta entrada suene triste. Ellos están felices y son unos niños tan dulces, listos, estupendos... y no lo digo yo porque soy su mami, eh? Es que lo son :)

Aquí estoy lista a volver a reactivar el blog. Tengo alguna recetilla pendientes de colgar y cientos por hacer. Como ahora no hace tanto calor volveré a encender el horno :)
Y aún me quedan millones de cosas por explicar. Así que no penséis que os habéis librado de mí, jeje.

Un beso muy fuerte y feliz otoño de melancolía.

6 comentarios:

margot dijo...

No se si viviré el tiempo tiempo suficiente apara que me cuentes esas millones de cosas, pero cuando te apetezca espero venir a escuchar por lo menos una.
Un abrazo.
Margot de cosas de la vida;))

Penny dijo...

No sabes la alegría que me has dado al ver tu entrada, me alegra saber que estas bien.
Los comienzos son duros y las vueltas también pero eso pasara con el periódo de adaptación. Verás como tus peques dentro de nada vuelven a casa riendo y contando todo lo que han hecho en el cole ;).
Bienvenida de nuevo!
Petonets.

Eva dijo...

me encanta que te hayas decidido a volver!
como bien dices, septiembre es un buen mes para ello.
bs!

Pececito arcoiris dijo...

Bien, bien , bien!!! Me encanta que estés de nuevo aquí!!
La lluvia que ya cae nos refresca y nos empuja, vas a ver como sí. Hya que despertar un poco del verano y comenzar de nuevo.
Me encanta pasear en otoño, pisar las hojas, y saltar en los charcos con mi chiquitina.Este año, tengo la suerte de poder enseñar a chapotear también al pequeñín!!
Va a ser tan divertido!!

Pececito arcoiris dijo...

Hola niña!!
No estés melancólica, piensa en todas las cosas preciosas que nos trae el otoño: hojas caídas que pisar, setas que recoger, colores deslumbrantes en los árboles, charcos para chapotear...
Mil besos

Maria dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios. Sois unos soles. Así da gusto volver :)

Besicos